Productos: Aceites

Aceite de Jojoba

USOS TRADICIONALES

Desde hace siglos, el aceite proveniente del arbusto del desierto, llamado Jojoba (Simmondsia chinensis) ha sido tomado en alta consideración por sus únicas cualidades y propiedades cosméticas.

Originalmente, los nativos pobladores del desierto de Sonora usaron el aceite de Jojoba para diversas aplicaciones, como ungüentos para la piel, para el peinado del cabello, para preparaciones medicinales y como alimento. Los nativos le atribuyeron poderes místicos al aceite de Jojoba, pues podía sanar heridas, rasguños e inflamaciones, y también estaba ampliamente aceptado que actuaba como promotor del crecimiento del cabello.

Durante cientos de años, fue reconocida y utilizada por los Aztecas antes del descubrimiento de América, quienes le atribuyeron propiedades mágicas. Recientes investigaciones confirman que las leyendas Aztecas, son superadas con creces por las propiedades reales de éste aceite (o más correctamente, cera líquida), de composición química similar a las ceramidas de nuestra piel.

Efectivamente, el aceite de Jojoba, es más bien una especie de cera que a temperatura ambiente es líquida, presentándose con aspecto grasosa a diferencia de otros aceites de presión en frío

PROPIEDADES COSMETICAS

Los expertos cosméticos estarán de acuerdo que el ingrediente más efectivo en las formulaciones del cuidado de la piel es aquel que su composición química y propiedades sean lo más parecidas posibles a la de las secreciones naturales de la propia piel. La funcionalidad del aceite de Jojoba se asemeja a la del Sebum. Es más, el aceite de Jojoba es completamente miscible con el Sebum.

Cuando el aceite de Jojoba se aplica a la piel, se crea una delgada capa lipídica no grasa de Jojoba y Sebum. Ésta capa regula el control acuoso por su excepcional propiedad de respiración transpidermal. A diferencia de las grasas oclusivas como el petrolatum, aceites minerales y algunos productos derivados de la lanolina, el aceite de Jojoba es absolutamente no grasiento, y al mismo tiempo reduce significativamente la pérdida de agua transpidermal, sin bloquear totalmente la transpiración de gases y vapor de agua.

El aceite de Jojoba sirve como excelente agente humectante con muy buenas propiedades de aplicación y lubricidad y deja en la piel un rico aspecto aterciopelado retardando la pérdida de agua y realiza la flexibilidad y docilidad de la piel.

Cuidado del cabello y cuero cabelludo

El aceite de Jojoba es un ingrediente extremadamente funcional en preparaciones para el cabello y cuero cabelludo. Muchos cabellos tienen problemas causados por una excesiva producción de Sebum (especie de cera dura) que tapona los folículos pilosos y en alguna ocasión puede producir escamación. Si no se elimina ésta producción exagerada, obstruye el folículo piloso impidiendo su función, lo que conduce a la pérdida del pelo y más tarde a la muerte del folículo.

El aceite de Jojoba penetra rápidamente bajo del pelo y el cuero cabelludo dónde puede disolver las construcciones duras. El cuero y el folículo piloso se limpian y ya libres continúan desarrollando su función normal. El aceite de Jojoba es por lo tanto un excelente agente solubilizador de las partículas despegadas y puede remover los residuos pegajosos del pelo en modernos preparados capilares.

El aceite de Jojoba deja el pelo limpio y dócil. El aceite de Jojoba exhibe un efecto keratoplástico añadido, permitiendo al pelo mostrar reflejos, y lleva al cabello a su color natural añadiendo brillos y sobretonos. El aceite de Jojoba puede usarse con confianza en la mayoría de los preparados para el cabello usando proporciones entre el 0,5 y 3%.

Cuidado de la piel

Este aceite es una cera que actúa directamente contra el envejecimiento, hidrata las pieles secas, facilita los procesos de regeneración celular y aumenta tanto la elasticidad como la suavidad y firmeza de la piel. También está presente la vitamina E que actúa como antioxidante y protege a la piel de los radicales libres.

Hoja de SeguridadFicha Técnica

×